Fachadas con una mano de Aparejo una vez restauradas las cargas